Blog

Breve guía sobre cómo posicionar páginas relacionadas con Ciencias de la Salud tras la actualización "Medic Core Update"​ de Google

Breve guía sobre cómo posicionar páginas relacionadas con Ciencias de la Salud tras la actualización "Medic Core Update"​ de Google

El pasado agosto de 2018 Google alteró su algoritmo de índice con muy buen criterio, tratando de limitar la audiencia de páginas "pseudomédicas" en las que abundaban la mala ciencia y los malos consejos, siendo estas en su mayor parte vehículos de promoción de dudosos tratamientos.

Cuando algo así se produce, las páginas web legítimas, sepultadas por las anteriores experimentan un periodo de gracia y alcanzan por sí mismas puestos anteriormente no alcanzados, no por buena estructura y buena planificación; simplemente por la penalización de gran parte de la competencia que tenían por encima.

Existe el peligro de poseer una página web legítima que se vea penalizada por esta actualización por un mal diseño. En este caso "pagan justos por pecadores", lo que pretendemos resolver es devolver la relevancia a una web legítima tras esta actualización del algoritmo.

Os parecerá tardío hablar de esta actualización que se produjo el pasado agosto. Nada más lejos, puesto que el secretismo que hay tras estas modificaciones provoca que no salgan a la luz estrategias plenamente comprobadas hasta meses después, normalmente envueltas en una nube de especulaciones.

Lo fundamental que debemos saber es que en estos casos Google busca credibilidad (expertise, authoritativeness, and trust (E.A.T))

Una web sobre Ciencias de la Salud (divulgación científica, clínicas, productos farmacéuticos o cosméticos, etc.) como base debe tener todas las características más que trilladas que ya sabemos redundan en un mejor posicionamiento de manera natural. Las especificidades no tan comentadas que debemos tener en cuenta a partir de ahora son las siguientes:

  • Los enlaces de y hacia páginas web de temática científica y alta relevancia son muy valorados. Olvidemos por un momento el ratio de enlaces entrantes y salientes. Debemos primar la utilidad del contenido por encima de todo.
  • Cada sitio necesita una página "Acerca de" que ponga el foco en la seriedad de la calificación de su negocio y resalte cualquier premio o reconocimiento que haya recibido. Cualquier certificación, marca de calidad o reconocimiento debe ser enlazado a la autoridad que lo expide y no mostrarlo tan solo como simple imagen. La regla de oro aquí es esta: si lo tienes, alardea de ello.
  • Es conveniente disponer de una sección de personal en la que se listen las personas con su nombre y apellidos, titulación, especialidad, número de colegiado y breve currículo.
  • En el blog o sección de novedades que siempre debemos tener, los artículos firmados deberían contener la información anterior junto con la firma de su autor. Uno de los mayores cambios en las Directrices es que Google no sólo tiene en cuenta la reputación del sitio web en sí, sino la reputación de cada uno de los autores individuales asociados con el sitio. Todas las firmas deben estar enlazadas con la ficha de personal mencionada anteriormente.
  • Es importante localizar la página en una dirección física mediante los mecanismos habituales y cumplimentar el perfil de "Google My Bussines", incluyendo en el mismo las mismas especialidades que se detallan en el contenido de la web. La localización física puede restar visibilidad para otras provincias si lo que vendemos excede a nuestro territorio, pero una correcta configuración hará este hecho despreciable.
  • Es importante enlazar profusamente cualquier tipo de término susceptible de ser ampliado hacia páginas de conocida reputación tales como agencias gubernamentales, asociaciones de determinadas especialidades médicas, grupos o institutos de investigación, "papers" científicos (aunque el visitante medio no tenga acceso a ellos al carecer de suscripción), universidades y enciclopedias médicas con carácter divulgador pero de reconocido prestigio.
  • Debemos evitar el anuncio en nuestras páginas de productos de dudosa eficacia o terapias desacreditadas. Esto probablemente sobre decirlo puesto que suponemos que la página a optimizar es legítima para aspirar a aprovechar el nuevo algoritmo y carece de cualquier tipo de contenido acientífico.

Por último, no como complemento sino como base, además de todas las recomendaciones técnicas conocidas (urls, semántica, certificados, diseños adaptativos, etc.), es recomendable adentrarse en filosofías que tienen como punto de partida el contenido útil, la autoridad y confianza. Esta publicación (en inglés) puede ser un buen punto de partida.


© 2020 Antonio Barranco. Todos los derechos reservados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su experiencia de navegación.